La mente consciente es la parte de nuestro yo con la que más a menudo nos identificamos, la mente subconsciente, si bien no nos damos cuenta de ello, constantemente monitoriza y graba nuestros pensamientos diarios, palabras y experiencias. Servilmente recuerda cosas que la mente consciente puede haber olvidado desde hace mucho tiempo. Lo que decimos a nosotros mismos y a los demás y lo que pensamos internamente especialmente si tenemos fuertes emociones sobre esos pensamientos y palabras queda registrado en los bancos subconscientes de la memoria. Lamentablemente el subconsciente no tiene juicio. Graba y repite pensamientos, experiencias y emociones negativas de igual forma que las positivas.

Con el Método Génesis, trabajaremos con algunas de las energías más poderosas como la información de Registros Akáshicos y el poder sanador del Reiki Kundalini, a través de estas energía el terapeuta accede a determinadas vibraciones de la Energía Universal y dan acceso a un plano de sanación mas allá de la comprensión de la mente, donde todas nuestras limitaciones conscientes e inconscientes desaparecerán y serán reemplazados por nuevos sentimientos y programas necesarios para equilibrar definitivamente nuestro cuerpo, mente y espíritu.

Toda esta sanación se proyecta hacia la estructura energética del paciente; estas bandas de energía universal vibran en altísimas frecuencias y muy cortas longitudes de onda y pueden penetrar hasta el nivel celular y Adn, transmutando y transformando las energías discordantes, disolviendo bloqueos energéticos, deshaciendo congestiones excesivas de energía, y aportando orden y estructura en todas las dimensiones existenciales del ser humano, devolviéndole con ello la armonía y la sanación.

Durante la terapia, el terapeuta canaliza hacia el paciente una gama de frecuencias de la Energía universal que inciden directamente sobre las sombras de su subconsciente y de su inconsciente profundo donde esconde el material reprimido, buscando y detectando lo hechos analógicos que forman el núcleo de los cúmulos traumáticos, iluminándolos, limpiándolos y sanándolos, de forma que el paciente en vez de relatar incidentes y sentimientos de su vida como en la psicoterapia tradicional, simplemente entra en un estado alfa de conciencia profunda que permite la recepción de la Energía universal canalizada por el terapeuta directamente hacia su estructura energética, que el paciente siente como una oleada de sanación que lo recorre si tener la necesidad de recordar, relatar y revivir el dolor emocional ni las experiencias traumáticas que vivió en el pasado, y así su historia pasada deja de configurar su presente produciéndose la regeneración y el renacimiento libre de cualquier enfermedad, con este método se trata toda la estructura energética paso a paso, con orden y estructura borrando cualquier huella en el campo energético del paciente. Se resintoniza de nuevo su canal central, se reactiva, limpia y recarga su sistema de chakras, se reactiva, limpia y recarga su sistema de meridanos.

Los resultados son visibles desde la primera consulta, y se puede trabajar y sanar cualquier tema relacionado con el bienestar físico y emocional de la persona; problemas de peso, autoestima, enfermedad, depresión, ansiedad, estrés, perdidas de seres queridos, o simplemente esa sensación de que algo no funciona bien en nosotros o simplemente recuperar nuestra vida.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *